Nada

En un abismo se encuentra las redes de los semblantes, donde los hablantes cuestionan su parte que es un arte en el andar de esas andadas. Nada encuentra en los caminos externos . Las palabras son las únicas bachatas que hablan en su baile decente al hilo rojo de las bailadas. Nada es nada hasta que en su enredada se entabla con las palabras.