Hablándole a la pared

Casa Blanca sin retratos,
En un momento, en unos al ratos,
De la senda sin repasos.
Altos son los mandatos sin respuesta.
Háblo en un momento dado, y del otro lado sin tu espacio,
Me encuentro sin palabras por tu espacio sin tú mandato,
Al parecer tu plato está en blanco y en el relato de aquella hoja sin respuesta.
Me encuentro desde un portal, hablándole a la pared sin respuesta,
Y desde mis ojos vidriosos enmarcan otros recuerdos tuyos.