Amor

Subidas, bajadas de las idas y muchos tropiezos.
Amar es dar de uno mismo, de otro y donde somos mismos cuando nos vemos aquellos instantes donde soy navegante. Odio, quiero, vuelvo a amar; se rompen.
Eres los atardeceres, eres lo que llena mi alma, eres mis lágrimas, mis cantares...
Andar en el amor uno llega a aprender que es de dos navegantes locos.