El río

poema de Igna

El río baja limpio en la mayenca,
ligeramente azulado,
frío.
La corriente no es fuerte, no es profundo el tramo
Pero Gonzalo desaparece.
Grito,
Grito.