Doña Lupita Molina

“La longevidad genuina . . .”

Ciento cuatro años, tan breves,
amplios de amores, . . . quereres,
destinos que cumplen seres
bien nacidos, sus deberes.

Lupita no pierde tiempo,
el tiempo es su pasatiempo,
digna amante del Dios Cronos,
la envidia de varios tronos.

Bendita dama inmanente,
sacra, eterna, inteligente,
mujer de porte muy ágil
se ha vuelto menuda, frágil.

Ocupando un tierno espacio,
memoria que va despacio,
mas domina su conciencia
que piensa fiel, con sapiencia.

Pasando el siglo de vida
véanla, orgullosa, henchida,
¡qué encorvada, ni que nada!,
como reina, bien parada.

Mango del bastón en mano,
símbolo de un mando sano,
el matriarcado si existe
y en la señora persiste.

Es la dueña de su casa,
bien te recibe, te abraza,
madre, abuela, bisabuela,
quiere ser tatarabuela.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 12 de diciembre del 2016
Dedicado a la Eterna, Bella Dama, Doña Guadalupe Molina de Barrenechea
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)