Meta

poema de Antonio Liz

Que fracaso tan oportuno, rompiendo toda barrera de oportunidad.
Me entregó a lo que sería mi vida, sin reconocer que no he puesto de mí.
Comprendo perfectamente que la luna abre el paso al sol, y es cuando reflejo en mí, que todavía puedo cruzar.
Gracias al sol y la luna,  que siembre brindan una y otra nueva oportunidad de crecer.