poema de W. Eulen Kard


el silencio que profana
la quietud de mi existencia.
El ángel negro
que pone el suplicio
en la brecha
del claroscuro de mi alma.
Yo
la palabra muerta
soterrada en la indiferencia
de tu pecho sin deseo.
El jinete sin yelmo y sin espada
que cabalga sin oriente
y sin poniente
en tus sendas sin destino.

Comentarios & Opiniones

Celeste Alma

Esas cosas del amor!!!
Pero bueno, el amor a veces no está en la misma sintonía y ahí la chava no tiene culpa de no sentir amor en la misma magnitud que el enamorado.

Un gusto saludarle y aprovecho para agradecer haya pasado a mi obra " Yusly

Critica: 
Celeste Alma

Libertaria ."

Feliz noche!

Critica: