Sexo oral

poema de Eros Oriental

La lengua cálida,
se desplaza placida,
al ritmo de la música baila,
a lo largo y ancho del sensible sexo,
en cuanto los ojos entorna,
para descubrir la expresión facial
del ser amado,
que excitado gime
placenteramente.

Besuqueos, mordiscos,
chupones, lengüeteos,
a la hembra el conilingus
recorre el macho
con sus boca
la voluptuosa vulva
y se detiene su lengua
en la dorada perla,
el clítoris sagrado...

Al macho felación
se arrodilla ella,
ante el rey se inclina;
besuqueos, mordiscos,
chupones, lengüeteos,
por escroto y miembro viril,
a la glande roja,
succión fatal...

¡Oh sexo oral,
lo más profundo e intimo,
del amor carnal!

(06/08/2018)