Deseos de noches

¿Mujer dónde estás?
no encuentro tu esplendor,
mas puedo oler tu perfume;
y sentirte que yaces con frenesí espiritual,
entre el aire y la soledad.

Ven a mí, no te alejes sin permiso,
no rechaces mi abrigo,
no te inquietes cuando digo;
que eres la fuente de hechizo,
en mis ríos de amor y ansiedad.

Que no ves,
que me tienes de rodillas,
sin orgullo y sin deleites;
no me niegues el dulce de tu boca,
el rocío de tus labios,
y el aroma de tu vientre.

No comulgues si queréis,
más dejad caer
del árbol, que frutos divinos
deseados por carnes
tuvimos que ceder;
y así encontrarnos,
justamente con los cuerpos,
sudados y cansados ya sin fuerzas,
en la puerta de tu vergel,
a punto un pedestal por nacer.

Dejad, no me detengáis,
que he llegado errante y sulfurado,
ebrio de tus recuerdos,
sediento de tu piel;
abrumado por el tiempo,
que nos hizo desprender.

¿Sabéis, que lo lúcido de una estrella,
no se compara a tus ojos cristalinos?
Soles enfurecidos,
envidiando con razón,
tal ardiente ego desequilibrante,
tus fulgores de amor.

Mujer, si con un beso robase tu emblema,
e insignia de virtud y dignidad,
dejadme pintar con mis pinceles,
tal blando y sedoso vestido, gloriosa piel;
sutilmente con mis labios sentir tu mentón.

Que al hacerlo sea con ganas y jactancia,
de poder haber sido en tu vida,
el que fuese veneno en tus días;
por morder con miedo la fruta prohibida;
y a la vez la más codiciada de Salomón.

Y no olvidéis,
que donde quiera que vayáis;
llevarás en tu vientre,
el sello divino y sagrado,
de mi amor sucio y pagano,
en tu vida como veste.

Que en las noches
de desierto y remembranzas,
puedas llamarme
como yo lo he hecho,
y pidas con abogacía y anhelo;
que el viento sople a tu favor,
para que lleve el mensaje a mi morada;
y pueda cederte otra vez,
la pócima de inquietud y el sutil
amor en tu alma;
luego, así transportarme con el soplo
de la brisa a tus planicies,
y retomar el puesto de amo,
en el olimpo de tus jardines.

("Obra de Poemarios" - Bajo Un Cielo De Luceros)
Fernando Emmanuel Enríquez Sarria

Comentarios & Opiniones

María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-

Buen trabajo, me gustó.

Critica: 
Emmanuel Enriquez

Muchas gracias María Cruz, me agrada que te haya gustado. Gracias a ti también, por compartir tus poemas a nosotros.

Critica: 
AdViHeBOM

Me ha gustado

Critica: 
Emmanuel Enriquez

Maestro Joel, es para mí un honor poder compartir mis versos con todos los poetas, en especial con usted. Me honra humildemente con sus comentarios. Muchísimas gracias Maestro, por sus críticas y enseñanzas. Acepto con mucha gratitud su amistad.

Critica: 
Emmanuel Enriquez

Hola AVH, me alegra que te haya gustado el poema. Muchas gracias por leerlo.

Critica: 
José Enrique

Muy bello poema. Gracias por compartirlo.

Critica: 
Emmanuel Enriquez

Muchas gracias José Enrique. Me agrada que te guste mi humilde poema.

Critica: