"NO ESTÁ SOLTERA"

"NO ESTÁ SOLTERA"

I
¡No está soltera!
Ella espera a quien se la merezca,
no todos entrarán por su bella puerta,
es mujer sin prisa, pronto su amor la encuentra,
y no deja que la soledad en ella desate su violenta tormenta.
II
¡No está soltera!
Ella sabe que no es con cualquiera,
el que su amor puro y vivo compartiera.
Desea finas virtudes que colmen toda su vida entera,
para ser la expresión tierna del sentimiento lindo que conociera.
III
¡No está soltera!
Ella camina silente por valles y praderas.
Opina que nada se va tan rápido como fácil llega.
Recibe sin queja lo que el tiempo con firmeza le entrega,
pues siente cerca el amor que será su majestuosa bonita estrella.
IV
¡No está soltera!
Ella adorna su cuerpo y su larga cabellera,
haciendo de su presencia esa atracción que naciera,
por si ese varón que espera se arrima quedo hasta su verja,
para entregarle la rosa roja que antes de llegar con amor recogiera.
V
¡No está soltera!
Ella jamás contesta a la llamada primera.
Desconoce si es una voz que a su oído llega grosera,
o solo quiere de la cama, la conocida: de amor la prueba.
Ante eso, mejor se regrese por el camino del cual torpe viniera.
VI
¡No está soltera!
Ella conoce del amor su certeza verdadera,
no quiere hundirse en el fango de la palabra zalamera,
no acepta que a su casto oído llegue si no es del todo sincera,
porque sin palabras honestas no hay acciones que la pena valiera.
VII
¡No está soltera!
Ella con su alegre alma entabla charla,
la oye atenta y preclara que no afane llenar su cama,
de aquellas caricias que con el tiempo se tornen en profanas,
y para que el remordimiento no ose aparecer en su hermosa cara.
VIII
¡No está soltera!
Ella asume el sentimiento de la sorpresa.
La enamora el hombre digno que de amor la envuelva,
aquel caballero que todo lo entrega y da por su fiel princesa,
hasta convertirla en la reina de su valiente corazón; única damisela.
IX
¡No está soltera!
Ella paciente le llegó lo que anhelaba,
el amor que a su ventana entrar mucho se negaba.
Satisfecha recuesta hoy su cuerpo en la blanca suave cama.
El chico de sus sueños entre besos, caricias y con amor la acompaña.