SIRENA

Te conocí en un sueño,
Un sueño de otro mundo,
Un sueño que es mi vida,
Como la dama y el vagabundo.

Fuiste una sirena,
Pero no tenías,
Cola, tampoco vivías
En las profundidades del mar.

Ahora eres una sirena,
Y no eres mitad pez,
Tu belleza es mitad de reina,
Y mitad tal como te vez.

Ya no vives en el mar,
Ahora vives en la vida,
De mi pensamiento,
En la fuente de mi inspiración,
Que nació en las
Profundidades de un sentimiento…

Comentarios & Opiniones