ERA

Era mi muñeca de trapo .

Modelo

con quien presumir

pese a sus levanta colas

de apachetas.

Eco de mis sonrisas cándidas

febrilmente vanas.

Negativo del pequeño arsenal

cultural de mi

alma.

Soundtrack de escaleta.

Melodrama tan nostálgico como la descomposición urbana.

Piercing en el esófago

que reprobó todos los casting.

Futuro de karma en tinieblas,

si aún fuese aroma

en mis mañanas.

Hermenéutica que degustó jengibre,

Cuando el chef sazonó canapes.

Polvo cósmico desechado

en el infierno,

pero humana.

Con el:

¿ Como dudar de un ser con la más mínima

chispa del creador?

Le justificaba

Yo.

Pero la estratagema de su bendito albedrío,

fundió

mi terquedad .

Era,

mi masoquismo

resucitando Lázaros.