Ser acantilado .

poema de Oropeza

Y se durmió y quedó mirando sus perlas asomándose por medio de su ventana .La acarició y descubrió que el aire olía a perfume de hierbas secas y la abrazó porque soltar su cuerpo era igual a estar desnuda .su valor y su esencia se perdieron .Por un momento pensó que el amarillo era el color más feliz del mundo.No había nada de ello y sobraba amargura en el pigmento .había presenciado una escena parecida en los 90 cuando una hermana se aferraba a su vida por medio de otras personas ,ignorando que la verdadera felicidad estaba en su poder y le parecía absurdo como el romance prometía llevarnos a una muerte acompañada de placer,fulgor y dicha . Qué hay de hermoso en el amor que envuelve la muerte como flores limpias.Que hay después se preguntarán y se quedarán con la intriga porque yo tampoco lo sé .

Comenta & Vota