(introducete) revolver y castigó

poema de Basi

Cogió un arma, era un revolver, en ella una bala, un disparo, una oportunidad, jalo el gatillo, sack!, Mi Visión se torno blanca, En tan solo unos segundos yacía mi cuerpo sobre las baldosas.
Y lentamente desangrandome nadie acudió a mi rescate, suplique, y grite por favor no me hagas esto, por favor.

Sin compasión ni empatizmo disparo de nuevo, esta vez, hirió gravemente ya no solo era mi vista si no también mi corazón, moribundo yacia en las baldosas, a unos segundos de que mi cuerpo pasara a trascender , una voz dulce me acogió, y murmullo versos ininteligibles... capaz de reavivar el alma y devolver el corazón, desperté de mi catarsis, la vi, junto con ella un velo de misticismo. Siempre tan perfecta.
Era el amor de mi vida.

Entonces cogió un arma....

Comentarios & Opiniones

ÁNGEL MENDUIÑA IRIBARREN

Interesantes e inquietantes versos, estimado poeta. Un abrazo.

Critica: