Siempre Es Una Chica

poema de Arturo Freire

En los ojos hay inestabilidad:
Pueden romperse con facilidad,
Causando augurio en la auténtica sobriedad;
En los pinchazos de sustancias al corazón.

Porque las apariencias amorosas no funcionan,
Si realmente hay duda, del papel que se toma;
Porque siempre es una chica,
La que rompe el corazón en un montón de pedazos paradisíacos.