TORMENTA

poema de AMAREC

Cuando El Mar Está Bravío
Sólo Los Marinos Buenos
Protegen Sus Navíos
De Olas, Rayos y Truenos.

Con Nervios De Acero
Manejan Los Timones
Bajo El Fuerte Aguacero
De Los Negros Nubarrones.

Con Demostrada Valentía
Cabalgan Sobre Las Olas
Que Golpean La Quilla
Como Mazas Demoledoras.

Viran a Barlobento
O Se Escoran a Babor
Según Venga El Viento
Para Encararlo Mejor.

Si Son Afortunados
Capearan El Temporal
Que Los Tiene Atrapados
En Mitad Del Colérico Mar.

Ya Recuperada La Calma
Continuarán La Travesía,
Pacificada Su Alma
Con Reforzada Gallardía.

Lo Mismo Que En El Mar
Nos Sucede En La Vida
Cuando Ésta Decide Tomar
La Senda Más Torcida.

Si Algo Nos Hace Sufrir
Debemos Tomar El Timón
Y Luchar Por Resistir
Cualquier Tribulación.

En Los Peores Momentos
Necesitamos Resistencia
Contra El Pensar Funesto
Que Nubla La Conciencia.

Si Somos Perseverantes
Y No Nos Desanimamos
Saldremos Triunfantes
De Cualquier Desaguisado.

Comentarios & Opiniones

María del Rocío

Muy muy bello pensamiento alentador!

Critica: 
AMAREC

Gracias, María.

Critica: