TIEMPO

poema de Fallen Angel

Tic tac, tic tac, pasan las horas nutriendo días
acompañando en sus pasos esta eterna melodía
que semeja un goteo incesante y aburrido
al igual que un corazón que jamás cambia sus latidos.
Tic tac, tic tac, pasan imágenes formando recuerdos
y empiezas a leer en el libro de la vida
tachando los párrafos de las frases más dolidas.
Tic tac, tic tac, pasan notas creando sonidos
tatareando alguna canción que tiene especial sentido,
como el jilguero canta de igual manera
para anunciar con goce la primavera.
Tic tac, tic tac, repita el reloj incesante
como si quisiera mostrarnos algo interesante,
pero sólo nos devuelve fría y rudamente el presente
sin mostrarse para nadie mínimamente clemente.

Comentarios & Opiniones