Falsa esquizofrenia

Escucho emociones,
veo maldades,
oigo tentaciones,
observo bondades,
pero todo en mi cabeza
y me da miedo pensar
que no sea normal, que
sea extraño que cada
vez que quiera hacer algo
voces o visiones me
digan no, mientras
hay otras que dicen sí.
No sé si es normal
que cuando quiera
levantarme, haya una voz
que me apresure, otra
que me dice que duerma
otro poco, aún hay tiempo,
y otra que me tienta
ha seguir durmiendo,
sin que importen las
consecuencias, ¡me aterra
pensar que soy enfermo
o que estoy demente!
Estoy cansado de que
a veces solo piense en mi,
sea egocéntrico, que no me
importen los demás, y
me enoja el hecho de
que al tratar de arreglar
el problema, reflexiono sobre mí,
yo debo cambiar, yo no
quiero ser así, yo, yo ,yo,
yo, y nadie más; y entonces me
doy cuenta que... estoy pensando
en mí otra vez, ¡me contradigo!
¡Me da rabia que me
demore en escribir este
poema, por culpa de estar
pensando en idioteces!; pero
más enojo me producen
esas fantasías obscenas
que veo cada vez que se
acerca una mujer, fantasías
que a veces me creo y
vuelven a alimentar mi ego,
hacen que me deprima,
que me enoje, que me odie.
¡Me da rabia tener rabia!,
sentir que el mundo es
oscuro, que todos los
demás van a ser felices
excepto yo, y me desquito
con los que no tienen
culpa de que me enoje
por problemas... que
no son reales, ¡porque
tiendo a inventar o exagerar
problemas, hasta que son
más grandes que mi razón!
Me harté de que nunca
se pongan de acuerdo las
malditas voces: "sí, has esto,
no, has esto otro"; o cuando
me dicen: "eres superior a ellos,
nacieron para servirte", entonces
otras dicen: "eres inútil estás
destinado a morir solo, infeliz",
"quédate con los que conoces,
los demás que se pudran", y
entonces casi en lágrimas digo:
"¡cállense, cállense, por favor!"
Siempre creí que era una
enfermedad, locura, demencia,
pero en realidad es un camino
normal y extraño por el
que mucha gente pasa;
y no es solo un tormento
pues hay diversión, madurez,
aprendizaje, amor inventado
y también real, una falsa
esquizofrenia en la que no
se trata de ser un demente,
es solo ser... un adolescente.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota