PUEDES HACER LO QUE QUIERAS

PUEDES HACER LO QUE QUIERAS

En el amor, puedes hacer lo que quieras,
puedes amar, llorar, reír, cantar, hasta sufrir…
Sentir como una caricia
puede convertirse en un verso de amor,
y, en un atardecer cualquiera,
besar la humedad de sus labios,
mientras, con el brazo rodeas su cintura
y, con afecto infinito le confiesas que la amas,
o, compartir un corazón enamorado,
que late desde lo profundo del alma…

En el amor, no hay frenos ni límites para la locura,
puedes, acariciar el fuego ardiente de su cuerpo desnudo,
suspirar apasionadamente cuando los labios se juntan,
descubriendo en el dulce de sus besos, todo lo que deseas.
Tambièn, puedes hablarle de cosas prohibidas, hasta hacerla estallar por los aires,
en el cielo más hermoso, en la más bella primavera.
Incluso, puedes llegar a ser sensible, emocionarte al verla respirar,
amarla por vivir, por estar a su lado…
Enamorarte de su manera de caminar, la forma que tiene de sonreír,
y de tanto seducirla, de tanto decirle cosas bonitas, puedes perder la razón…

Y luego, juntos, tomados de la mano, viviendo cosas nuevas,
puedes cautivar su mente con palabras románticas,
enloqueciendo de todo, extasiados,
enamorados, haciéndola la protagonista de tus sueños,
haciéndola el objetivo de tu vida…
Delirando, mordiéndola, jadeando y latiendo sobre su pecho,
y al abrazarla, debes amarla sin medida,
sin prejuicios, y solo por el placer de tenerla contigo.

Enamorándose de su manera de ser, de su forma de besar,
viviendo con alegría, queriéndola,
amándola, gozándola, llorando juntos,
y gimiendo en sus brazos.
Es cuando, al amarla con frenesí infinito,
sí deseas, puedes suspirar al tomar sus manos para acariciarlas,
y al hacerle el amor, volar entre sus cabellos,
libre, sin pecado, en lo profundo de tu corazón enamorado.
Son instantes de sueños y quebrantos,
de fantasía, de caricias, de cuerpos pegados…

Entonces y solo entonces,
debes hacer de tu existencia un jardín de rosas,
con el convencimiento que la felicidad es posible,
un mundo de experiencias maravillosas, de bellos momentos,
abriendo los ojos a la magia de sus besos,
descubriendo en su cuerpo desnudo todo lo que anhelas;
el cielo más hermoso, la más bella primavera, el prado más verde que hay…
¡Mientras, con afecto infinito le confiesas que la amas!

Comentarios & Opiniones

Silvia

Preciosas letras! Un gusto leerte,saludos cordiales y beso.

Critica: 
Cálamo Azul

buen recorrido de letras, felicidades, estrellas.

Critica: 
ADOLFO FRANCISCO

Joelfortunato, voy a visitar tus publicaciones y sin duda, voy a disfrutarlas. Conozco de tu estilo y sensibilidad. Gracias por tu comentario. Saludos

Critica: 
ADOLFO FRANCISCO

Silvia es un placer contestarte, y de igual modo, te envío mis saludos cordiales y un beso enorme

Critica: 
ADOLFO FRANCISCO

Gracias Cálamo, te envío mi aprecio personal. Saludos

Critica: