Rey de reyes
en trono majestuoso
de fuerte granito
divisa el horizonte
estático,
inamovible,
juicioso
y hermoso.

El poder separa
al rey de reyes aísla,
mazmorra dorada
en corta vida pasada
escuchando,
entendiendo,
enjuiciando
y comprobando.

Rey de reyes
aplaca las ganas
de romper cadenas
de hierro forjadas
que nadie ve,
que nadie concibe
y para él
es el preludio
de su muerte.

María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
Derechos de autor reservados.
18/01/2017 Madrid. España.

Comentarios sobre este poema