Nada

poema de Abriles

Y de improviso no sos vos
no sos nada
otra minuciosa pobre bofetada
que se consume
y a pesar del tiempo, sigue doliendo

No sos nada
ya no estás en reflejos de tu cuarto
ni resonando en piel ajena
cada noche, cada madrugada
una pobre sensación de nada

Cavilan recuerdos
siempre en hostil labia
me pregunto, querido juez
¿Es malo sentir nada?