El juego de la culpa

poema de Zena

El juego de la culpa
Tiene caras diferentes
Se mueve a ritmos seductores
Aturde a los más expertos bailadores.

Pero el juego de la culpa
Por más ganas que tengas de jugar
Es un juego bien sucio
Imposible de ganar.

Los bailes son de a dos, tres
Multitudes pueden entrar
La realidad es la siguiente:
Todos y todas pueden hablar.

En realidad, al fin y al cabo
La culpa importancia no tendrá.
Así que quémalo todo, amiga
Y decide que esta vez no vas a bailar.

Pues como ya te lo dije muy claramente
El juego de la culpa
Mi estimada amiga
Nunca ganarás.

Comentarios sobre este poema