Agua

poema de Zena

Acompañado con el sol en tu puerta
una nueva sonrisa adorna tu rostro
aquí estás una vez más
¿qué es lo que has de buscar?

Como las olas de un océano
al que tengo demasiado miedo de entrar
siempre vienes
y después te vas.

Así de repentino
así de fuerte
ruidoso
y con la misma cantidad de sal.

Comentarios sobre este poema