CAMINO

poema de Libélula

CAMINO

A veces voy caminando y los pies con mucha urgencia me piden que sienta un verso;
En su rítmica inconsciencia se hunden leves y sonrientes en la tierra humedecida…
Encuentran plano el guijarro, también las ramas partidas
La grama acuna las gotas que suben por el calzado
Deja su rizada impronta, mientras el agua en la tela dibuja húmedas ondas.

Qué linda correspondencia en el mapa del camino;
Piden mis pulmones aire y el sauce exhala su aliento
Cual alfombra serpenteante, tréboles y carretones admiten mis pasos raudos…
Puedo verlos coronados de lustrosos amarillos dientes de león floridos
Mientras la implacable brisa deshace sus blancos copos.

Pompones, sueños y anhelos emprenden juntos el vuelo que grato el corazón siente
Asumiendo la misión de esparcir amante soplo no solo a quien dice amar…
Quiere entender las pendientes, abismos rocas y espinas
Penetrar oscuras cuevas, preñar de luz y esperanza las escarpadas laderas
Gestar un aura feliz que deje beso de amor sobre la piel sudorosa que ha desafiado al camino.

By Yolanda Rojas
©Reserved Rights©

Comentarios sobre este poema