RAÍCES Y ALAS

Soy un alma soñadora.
La realidad no puede evitar que vuele lejos.
He aprendido entre otras cosas,
que ser feliz no es cuestión de tiempos.

Mis pies, firmes al suelo.
Mi alma, escapa a sus propios vuelos.
Cómo sujetar lo que no me pertenece?
Es indómito y terco el destino incierto.

Cerrar los ojos no puede evitarlo.
Sí hasta en sueños surco los cielos!
Es tan bonito ser alma-pájaro!
La magia existe, lejos del suelo!

Dualidad mía de ser alas raudas,
ceñida entre carne y suelo...
Vestida de coloridas flores,
ojos fijos en el etéreo.

Regalo inestimable, este mío!
Gracias, infinitas le ofrendo.
No es fácil ser pájaro libre,
cuando las raíces apresan al vuelo.

La magia comienza por dentro...
Abarca tanto... que la libero!
Cierro los ojos...
y allí comienza el aleteo!

02/07/2019

Comentarios sobre este poema