LO CREO YO!

Hay momentos que se quedan en el tiempo.
Colgados, suspendidos,
como lágrimas del cielo.
Momentos grises, húmedos, sombríos...
Esos que empujamos al olvido
para no revivir las horas sin razón ni sentido.
Pero regresan a veces...
Como mulas tercas que no avanzan ni retroceden.
Y aparece el impulso irrefrenable de apartarlos.
Arrancarlos de cuajo para dejarlos secar!
Como yuyo malo, como hierba dañina.
Dejarlos tirados en un rincón para que de a poco
desaparezcan sin posibilidades de rebrote.
Nadie desea ser infeliz ni desgraciado voluntariamente.
Pero hay circunstancias que se atraviesan
para hacer sufrir,
cuando en realidad, sólo deseamos bienvenidas.
Dónde están los abrazos dormidos en la espera
que me han de tocar en esta vida?
Las risas cómplices y empáticas que me corresponden?
Abro las puertas de este universo mío
sólo para todo lo bueno que ha de suceder!
Así será! Porque así lo creo yo!

10/08/2019

Comentarios sobre este poema