Hoy es uno de esos días...

Hoy, es uno de esos días
en que la mente pareciera estar en blanco.
Paz interior?
Relax emocional?
Descanso emergente?

Dentro de esta sensación de quietud,
surge la necesidad del reconocer y dar las gracias.

Por la piel estremecida, el abrazo del fuego,
la sangre corriendo a borbollones
y el estallido final...gracias!

Por el calor del abrazo,
de las caricias prohibidas,
de los besos más allá del límite...gracias!

Por las miradas cómplices,
el contacto más íntimo,
y las confiadas charlas... gracias!

No importa cuánto tiempo pasó.
Ni cuánto aún nos queda.
Lo valioso de esta situación
es cada momento vivido,
y dar hoy las gracias, es regla!

Ves, que aún dentro de esta calma,
emerges como una promesa?
Después del perdonar errores,
de cicatrizar las heridas,
cualquier instante es promesa!

20/09/2018

Comentarios sobre este poema