Ya no cabe nada aqui

poema de Yael

Encantados por un conjuro de sonrisas
Armadura de colores que me transporto cerca de Cataluña
En paz su compás de locura
Bailaba metódico su ritmo coloquial

Congele mil veces esa sonrisa
Me acaricia hoy la memoria
Una y tres veces mas

Que fue de el?
Que fue de mi?
Que fue de lo que una noche se sintió sin fin?

Esa carroña que alejo de mi
Queriéndome ya, suya...

Por eso te quiero, me dijo
Estaba feliz.

Me beso donde no habíamos pactado
Mi desconcierto cuidado sucumbió al desliz

Yo estaba feliz.

A la película que sabemos repetida
Esa noche le dimos drama, comedia y rima
Rimaban nuestros cuerpos al tempo
Gavilante su danza de cómica pluralidad
Acabados como velerito en alta mar
Avistando tormenta sin rezar

Abrí los ojos con su plegaria, mas aun
abrí mi corazón.
Esperanza empapada en nostalgia
De su caminar eufórico
Amaneciendo solo y sin bandera que flamear

Se hizo sangre y ardor.
Noches de humo que creí humor
Humor que creí amor
Amor que creí vivo
Verano latente
en piel, corazón y mente.

Comentarios sobre este poema