Ausente Adios

poema de Yael

la vacuidad en su adios
se desploma en plegaria de perdón
memoria sigilosa de charol
reflectiva, es huella del destino

sucede la explocion una paz de cancion
orquesta coronaria en silencio
amasa pasion por dentro
desahogando penas de rincón

visceral palabrería
alma mía,
que haces ya en ese altar?

que es de ti cuanto es mio
en ese instante donde se cruzan al azar
voces dormidas sin alarma

la noche es eco
del sentimiento expresivo
reprimido
sin accionar,

voz alsada en fiera
perturbada calma
no quiere callar
es interrumpida ya, obsecuente de su presente

aqui no hay patria que honrar
solo es firmamento y hogar
el deseo mesurable en miraba cabisbaja
del encuentro clandestino
en usufructo sorpresivo
de su beso en sencilla oralidad

Comentarios sobre este poema