NUESTRO VINO.

poema de Xio

Si es amargo nuestro vino; siempre es
el vino de la mesa familiar,
ese que levantamos; y al brindar
tiene mejor sabor que un buen Jerez.

Cuando el llanto te visita con dolor
y el cariño familiar seca su rastro,
se convierte nuestro hogar en ese astro
de consuelo, esperanza y resplandor.

La vida es la familia ¿Qué otra cosa
se atesora cual riqueza sin igual?
con ese Don y esa virtud tan especial;
la familia se venera como diosa.

No importa cuan amargo sea el vino
que nos toque en la mesa compartir,
si tenemos la dicha de seguir
abrazados recorriendo este camino.

Comentarios sobre este poema