LAS DOS COSAS

¿Quién está detrás de tanto sabotaje?
De las mentiras y frases destructivas,
Quien se atreve a destruirme todo lo que intento construir,
¿Dónde se esconde? Aquel que habla tan mal de mí,
Que rastro deja aquel que no me deja dormir,
Que me empuja y me cierra las ventanas,
¿Por qué? se empeña en censurarme,
¿Quién está detrás de tanto dolor?
Quién, entra a este cuarto vacío,
Y de tan lleno corazón,
Quien, si solo estoy yo.
Tras de todo,
Me reparo, me reconstruyo y salgo,
Soy yo mismo el que se empuja,
y soy yo mismo el que me engaño;
tan poca importancia le di a mis propias mentiras,
que, por error, me las creí,
nunca el espejo miraba hacia mí,
perdí magia, al creer que más que tener tenía siempre que recibir,
No lo dudo, detrás de mí estoy yo,
Con puñal en mano,
Y con ceguera multicolor,
Las heridas son ventanas abiertas,
De las que aprendo el espectro del error,
El error soy yo,
Sí, pero también soy la solución.

Comentarios sobre este poema