LEJANA

Te has alejado así como viniste:
vacía, brutal, carente, callada,
complejo enorme de dudas,
alegrías destajadas de tristeza.

Un tiempo, hace poco atrás,
fuiste así también, tal cual,
hierática, cerrada cual roca
de cerro de la infancia:
coloreabas sin mirarme la sonrisa,
calabas dentro mío tan maligna
y yo sin percatarme del peligro.

Te aviniste a mi como mejor
de los manjares: grácil, fugaz, enorme,
fatua y prohibida acicateando mis dolores.

Te alejas nuevamente
como recuerdo tus lejanos, ausencia
estando presente omnipresente.

A lo mejor en algo te he cambiado:
no te vas vacía, sino edificada;
con tacto; boyante y parlanchina
como soñé un día fueras.

Me destajo ocultando burdas alegrías.
Nadie
sabe
lo de nadie, lo perdido,
lo extraviado, lo vacío, lo vivido…..

Comentarios sobre este poema