Padre.

poema de Vipi

Una vez mas te sorprendió la madrugada
andabas de fiesta, otra vez están tus piernas cansadas
algo cambio al atravesar el silencio
nadie te regaño, papa no te espero despierto.

El silencio e de recordarte
que hace algún tiempo no esta
que se fue no volverá y dará otra vuelta
en tu pecho esa sensación que retuerce tu corazón
y el dolor, te dirá papa esta muerto.

De la prision de tus ojos se suelta
dos lagrimas y mas que mas se te olvido
que los hombres no lloran
ahora en tu silla te niegas a aceptar
su destino con la frase no nacimos para ser semilla.

Se astilla tu alma mientras
pasan frente a ti recuerdos de
sus últimos días (la calma no concilias)
pues se repite la imagen de los amigos
que hace poco tienes y te apoyaron mas que tu familia.

La familia que mientras todo estuvo bien
comió, vivió y gozo de la bondad de tu padre y
para ti se pueden ir al carajo, morirse todos,
hundirse en su lodo pero el no te enseño a ser así.

Casi lo sientes caminar por la casa hablar
y protestar por tus regueros y su andar a prisa
extrañas sus regaños, su voz, su sonrisa
y mas que el de la plancha el calor de su mano en tu camisa.

PALABRAS PARA MI ABUELO.

Comentarios sobre este poema