En umbrío paraje

Se reunieron en la vaguada del susurro
para cruzar allí toda la noche bajo las faldas
con los pantalones desabrochados
todos con todos
cada uno consigo mismo
abrazando al resto; hete aquí
que se regalaron
Solo una vez

Aquella vaguada quedó atrás, atrás
siempre demasiado lejos

Comentarios sobre este poema