Digamos que

poema de HERMOSO

Digamos que..
Deseo ser consentido por una mujer con sus suaves caricias,
ser amado por su natural piel,
mamar de sus pechos como fui amamantando por mi madre cuando solo era una pequeño en sus brazos
y ser vigilado para no perderme en caminos del mal y claro despertar cada mañana por un nuevo motivo para amar y volver a nacer.

Comentarios sobre este poema