ESPEJO DEL TIEMPO

poema de Vanessa Tawer

ESPEJO DEL TIEMPO

Aquella última vez que nos amamos
Llovía en la ciudad, como Atenea
Ya yo había abordado ese fugaz navío
Del 'au revoir' y 'hasta nunca', amado mío.
Entonces me abrazaste y te abracé;
Lloramos juntos ya en un solo nido,
Uno en brazos del otro y arrullamos,
Ese fruto de nuestro amor, un niño no nacido.

Hombre de barro: tu cabello azabache,
Entre mis manos, en las noches de hastío
Reaparece y, esa, tu piel cobriza, aceitunada
Y ese olor a greda de tu cuerpo; te digo:
Aún tu voz entre millones reconozco
Y aún guardo tus cartas y poemas
En la maleta de esos tiempos idos:
Tengo miedo de abrirla hacia el olvido.

Vanessa Tawer

©Derechos Reservados

Comentarios sobre este poema