Fracaso en la madrugada

Creciendo en los aires voy despertando.
Veo nubes que nos nublan las frentes,
y ojos henchidos de sueños no agotados
con débiles esfuerzos renuentes.

A la espalda como pesados fardos
tirando vamos de nuestros ayeres.
Deseos y sueños nunca logrados
cada uno un grueso eslabón que fuere.

si altivamente no levantamos la vista
jamás veremos que somos esclavos.
Somos bueyes uncidos sin salida
arrastrando nuestro tiempo pasado.

Cuando realmente para ser libres
Solo tenemos que mirar la vida,
ver que la de hoy está aquí visible.
Lo que fue pasado ya está en otra vía.

Si eres capaz de alegremente mirar
y de juzgar las cosas por ti mismo
podrás feliz tu universo gobernar,
ser gobernador de tu propio sino.