En el bus

Diez seriedades y dos tristezas
Elevan una sonrisa hasta su altar.

Viaja lleno a las nueve el autobús
sabiendo cada quién dónde bajará.

Algunos, ya en la parada se apean
otros que llegan ocupan su lugar

Van cambiando y nada se nos cambia.
Contra las tristezas y seriedades
Las sonrisas por siempre triunfarán