Delante

Construyamos, al menos,
un penique de esperanzas.
Tenemos ambos por delante
de cara, un tiempo bueno.

Pronto empezará la primavera
y dejaremos atrás el invierno.