El sol que muere

poema de UNA HEMBRA

Que importa si el sol muere hoy,
si nube gris siempre fui.

Las palabras no vuelan;
como las mariposas.
Se quedan ahí,
anidando por siempre.

Los días grises que siempre llegan
y nunca se van...
Árboles cansados de tanto esperar,
que alguien entienda su hablar.

Las chinches de la cama,
que no me dejan dormitar,
felices serán cuando muera el sol
y saldrán a bailar...

Que entristecida es un alma
que no puede ser querida.
Que belleza hay en los cerros,
cuando el alma está perdida.

Comentarios sobre este poema