Memoria

poema de Felix

Los frutos jamás dejarán de crecer,
aun si solo deseas que sea detenido.

La dulce magia infinita del nacer es un milagro
que aun retallecerá en las tierras de este mundo.

Alcanzar el futuro...
Un camino en donde no podrá ser florecido ningún tipo de lamento.
Incluso si yo desaparecía o si mi última raíz fuera arrancada,
los retazos de esta memoria fueron pintados en este destino...

¿Qué escenario hubiésemos añorado?
Las cenizas prohíben ser olvidadas.

Un beso, una acaricia tan delicada como el viento,
nos abraza cada vez que decidimos seguir intentando.

Abrazar el futuro...
El destino que estoy persiguiendo no es más que la propia vida.
Incluso si mi dolor no fuera la prueba suficiente de mi existencia,
mi pasión jamás será acobardada mientras mi memoria este aquí...

Por tu sonrisa, una escena llena de milagros,
me he dado cuenta de que vivía muy deprisa.
Las luces de las luciérnagas jamás habían
sido tan brillantes como hasta ahora...

Alcanzar el futuro...
Porque encontraré el camino donde no podrá florecer ningún lamento.

Seré libre...
En el fondo sé que me esperan miles de soles y miles de mañanas.
Incluso si todavía es pronto para llegar a ver ese preciado mundo,
mi memoria definitivamente será testigo de ese gran futuro...

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota