ELLA

Nunca te vi venir; pero llegaste,
sin darme cuenta cada uno de mis sentidos
simplemente se entrego a ti,
solo fui cayendo y cayendo en el amor,
sin saberlo ya nada era igual,
ya no estaba solo contra el mundo,
mi compañera de locuras,
la mujer de mis sueños
el todo dentro de la nada de mi corazón,
todo tomo sentido en el desorden,
una forma hermosa de descubrirme,
de ser quien quiero ser,
un amigo, amante y confidente,
la luz en la oscuridad de mi vida,
la vida dentro de la muerte de mis días,
quédate, quédate siempre,
que sin ti nada soy.

Comentarios sobre este poema