Te Perdí

No estaba segura de tu amor,
los celos me carcomían el alma,
las dudas visitaban mi mente
Y por eso desconfiaba de ti siempre.

Inmadura, insegura, temerosa
me convertí por tu amor
en una mujer celosa;
Que solo quería que tus ojos
se fijaran solamente en mí.
Egoísta, frenética e infeliz
Me convertí por tu amor
En una mujer gris.

No, no se amar, no aprendí
Creí que amarte era retener a mi lado
y por no saber amarte,
como me amaste tú a mí,
por desconfiar,
por compararte con algún patán
de los tantos que conocí;
te aleje de mi vida
sin adiós, sin despedida
huiste pronto de mí.

Estrella Marina

No todos los hombres son malos,
y no todas las mujeres son buenas.

Comentarios sobre este poema