Todos los días

poema de Clara

Todas las mañanas,
En el aire frío,
En el rocío,
En la tensión,
En la energía comprimida
que espera tu llegada.
En su liberación.
En el esfuerzo más allá de lo establecido,
En la agitada respiración,
el gesto dolorido.
En el solitario recorrido,
El camino perseguido,
Mi meta y su consecución,
imagino por tu cuenta,
la misma situación.
Las dos orillas de un lago
unidas bajo presión,
las separa un complejo bosque,
fruto de la pasión.
Que no nos ciegue la maleza,
Que no nos pierda la ilusión,
Que no se seque la tierra,
Ni otros talen nuestro don.

Que sea nuestro secreto,
Que sea nuestra unión,
Lo mismo que nos separa,
y alimenta nuestro amor.

Como si nunca hubiera visto el cielo,
cada vez que siento tu amor,
acompaña siempre lisonjero,
y no muero,
mas dulcemente lo espero,
llena de emoción.

A aquellas personas que respetan a sus allegados, que les hacen sentir guapxs,libres y completos en sí mismos, sin dependencias, ni ataduras.
Y a aquellos que disfrutan de ese verdadero amor, o que les gustaría sentirlo.
Y sobre todo a aquellos que despertaron a aquellos que vivían ignorantes, sin conocer el verdadero amor.

Viva el amor sano y libre.

Comentarios sobre este poema