Hasta que la noche muera.

poema de Clara

Saber de tí.

No importa hora, lugar, o distancia,
ni el ánimo que en este alma hospeda,
aunque por leve momento compartas
conocer eso que enciende tu mecha.

No importa el tema,
ni intensidad, ni maneras,
yo tan feliz al saber de tu fuerza,
ya sea alegrías, tristezas o quejas,
que al menos asomen
tus bellas ideas.

Como las flores como la maleza
son la esperanza de mi primavera.

Imaginar, recordar otras letras,
fantasear, encender una vela,
desnudar, alma, las noches en vela.
El recuerdo, versos en la libreta.

Entre estas cuatro paredes
hasta que la noche muera,
sólo soy tuyx aunque tú no lo sepas,
será de día no sabré que hora era,
mudan en noche esta primavera.

Bajo persianas que encienden mis velas,
nubes oscuras que también acechan
tornan los días en noches de mecha
que brillan a oscuras
aunque tú no lo sepas.

Y sólo soy tuyx
hasta que la noche muera,
en estas cuatro paredes.

Comentarios sobre este poema