10:43

poema de Soranch

Y es rara esta noche,cómplice de derramar alientos sin mezclarnos
Delirio donde se hunden los dedos en la carne profunda aromas de nuestros propios cuerpos
Abro tus poros con los ojos en la distancia
Las manos en la culpa conciencia de cristal
Tu rostro mecánico,en el precipicio del sueño
Tu vida...tus manos débiles para la fuerza de las mías
Mi vida en el rumbo equivocado

Sombras de la espera,restos de cadenas,condenas de mirarme como te miro.

Comentarios sobre este poema