Tifón

poema de Silvia

Las franjas de luz en la tarde,se filtraba a través del follaje.
Y a lo lejos se distinguía esa piél morena brillosa tostada por el sol.
Durante unos segundos susurro una melodía...
Pero luego apretó el paso y en un giro se tiro de cabaza al río..
Parecía un perro del fiel pastor...
Y el río tranquilo acompañaba silencioso...
Pero no era un silencio normal...
De repente se siente un Estallido
En cielo enmarañado se quedó de nubes negras e interrumpió ese semblante de disfrute...

Curiosamente le gustaba el equilibrio que rodeaba esta naturaleza que lo acunaba...
Estaba de visita pero era él día mas hermoso para él...

De manera que llegó a su cabaña corriendo y acurrucó el corazón a la luz de una lámpara ya que se había cortado la luz eléctrica...

Preparó café desnudo y se envolvió con una frazada...
Su corazón enhebrado y su mente un Misterio.
Un golpe fuerte y una voz lo sobresalta...

Alguién esta llamando a la puerta
Va a abrir y justo cuando abre la puerta se le cáe la frazada...

Era Elisa sorprendida a medias,porque no vaciló en mirarlo todo detenidamente...

Él de inmediato la toma de la mano y ella se deja llevar sin resistencia...
Le acerca una tohalla y al acercarse deja caer otra vez la frazada y le seca él pelo...

La blusa de Elisa mojada deja ver transparente los pezones en crispados y su piél estaba fría.

Él lentamente la deja deja desnuda como desenvolviendo una escultura de cristal ...
Elisa era casada pero ni se acordaba
Se olvido hasta de su nombre

No se detuvieron
Ni un segundo,afuera tormenta,viento,truenos y un camino muy embarrado para Elisa
Y dentro de la cabaña un tifón...

Donde dos pájaros exóticos de diferentes especies
Absorbían el manjar mas exquisito de todos...
Porque se huelen,repletos de vida
Cada gemido era un trueno cubierto de sensaciones de transgresión sin desperdicios.

Cada gemido era el percutor exacto de furia y jadeo
A oscuras.

Al otro día Elisa ya había desaparecido porque en la curva de los secretos se halla la verdad...

No antes de sonreír a la vida,porque al despedirse sellaron abrumados ese primer encuentro
Y mirando el cielo esperanzados en un segundo tifón...

Comentarios sobre este poema