Medio segundo morboso...

poema de Silvia

Se le cortaba la respiración,cuando la modelo llegaba solo bastaba el roce de ese beso en la mejilla...
Solo bastaba ese palpitar,que tenía en el ojo
derecho,que trataba simular,cuando se ponía nervioso...

Se entregaba a la angustia...
Frente al caballete preparaba sus pinturas...

Mientras ella sin miedos o vergüenza alguna
Como toda una profesional,
deja caer su bata y queda completamente hermosa...

Su cabello como olas de mar embravecido,
sus piernas desde los dedos de los pies hasta su pelvis,
sus muslos,
y ese ombligo tallado de amores dormidos.

Franz conocía cada lunar de su espalda,los contaba
Uno a uno...
con los ojos...
con su respiración,con en carbonillo que deslizaba en la primera pasada del dibujo,
la tocaba...
La sentía....

El amor es raro pensaba Franz....me transpasa...
Duele y me mata...
Me re vive...
Me amarra...

Y ella solo está ahí estática como roca....
Me espera....(pensaba Franz)su piel es una llamarada
Que me quema...

(Basta grita) y rompe de un solo tirón la tela...
Y vuelve a empezar....

El desde lejos Gavina responde con un resoplido...
Gavina toma un vestido y lentamente se viste y posa
Altavoces y miradas de silencios...

Pero....
franz respira lento,porque quiere dibujar cada lunar y cada dobles de ese cuerpo...
y trata de tomar ese olor de mujer...
que lo va envolviendo como una fragancia de flores del jardín de Edén...
Y Gavina vuelve a desnudar el cuerpo
Vuelve a dejar su alma en un óleo en blanco...
Y...

Ella insolente toma vino y derrama un poco entre sus senos...

El artista fija su mirada,disimula mira la tela en blanco
Y siente su miembro...
Siente temblar la mano y disimula,tragando la saliva

y en un acto fallido deja escuchar un suspiro...

Cada vez que la modelo tiene un peztaneo minúsculo
El artista muerde sus labios,como si fuese un volcán en erupción a punto de estallar...

Pero para Franz el deseo tenía que durar mucho más que ese instante...

Salir de ese paisaje que está mirando,y reflejarlo en su tela sería mentir.
No quiere salir de ahí,...
Sus pinceles quieren pintar y sus ojos quieren amarla.

No había palabras por tres horas...

Al pasar ese tiempo ella se acerca desnuda,franz da el dinero pactado...

Ella sonríe se viste despacito como una burla del destino y se va...
(para Gavina no es más que un trabajo).

Ella lleva un sombrero de hongo...
y el artista le abre la puerta y ella se va...(Franz vuelve hacia ella y dice; vendrás el jueves...)

Todos los jueves es igual...(claro dice Gavina,y lo besa en la mejilla).Al acercarse,Gavina roza con sus dedos muy imperceptible el miembro de Franz...
Juega...
Se burla...
Porque tiene muchos hombres que la desean...
Porque tiene la gran jugada el jaque mate...
Franz es ese artista de medio pelo,que vive de su belleza...
Gavina sale cantando,como si nada pasará...

Jaque...

Todos los jueves la sensación morbosa de cuerpo y deseo se transforma en nada...

No es amor, no es pasión,ni siquiera es una historia,pensaba Franz.
Solo es una tela en el caballete y no hay nada más que nada.

Cuando la modelo se va el artista Franz pragmàtico
Destroza la tela...

Si el artista no puede reflejar muere.
Sin embargo no quiere pintarla...

Para Franz pintarla sería arrastrar esta belleza a la nada...

Como pintar esa belleza...
que colores utilizar...
Que color tiene el amor para mí...
Que trazo debe ir en cada rincón de sus rincones hermosos...

Esperarla y tener la sensación inagotable de tenerla cerca,una obra realista en blanco.

Una obra con palabras que no se dicen...
Y ese silencio de cuerpos que dicen todo...

transparencias de una belleza dormida
Porque el amor tiene muchas
veces, un medio segundo morboso.

Pero Franz prefería ese medio segundo sin nada...

Porque al pasar esa obra en tela
Arruinaría detalles del silencio donde el guarda,la autenticidad de ese medio segundo de amor verdadero.

Comentarios sobre este poema