Edén desnudo.

poema de Silvia

Debajo de los jardines,diminutos soles
Vocablos que hieren y espantan
Fulguraciones no vanas.

Tiesa orgamenta y penumbras
Los soles se hacen escarchas
Te escondes en los armarios
O dentro del libro cerrado.

Silencio hoy no hables
Silencio deja escuchar
Como las gotas de lluvia
Humedecer la ternura.

Deja que los soles se encienden
Y que los pájaros sin nido lleguen a las nubes.
La lluvia empezó
Silencio...escúchala.

Deja que llore
no lo ves... son errantes las huellas
Son puertas de arcàngel
lo ves....
Deja que llore...

Yo cobijo la palabra...

Oh andrajos!
Dejá que mi piel hasta los huesos
Suspire la hierba helada.

Oh andrajos...
Palabra y viento
Soles de acero...oh rincón de escorpión dorado.
Espanto y muero
Sagrado cielo.

La palabra Edén no me sirve
Si las alfabéticas
Se parten como rayos...basta.

Pues no veo la poesía...

Rincón escorpión manto y cielo
un rincón para llorar la poesía enamorada.

Déjame Oh llorar...

Tus urdimbres andrajos
Déjame llorar y ríe...

Sabes al costadito del universo
Solo hay alas para los dioses.
Entiende tengo una misión
Así que deja que la lluvia sean lágrimas de curación.

Comentarios sobre este poema