Carmín...

poema de Silvia

Carmín se había escapado asustada del rey...
Salió corriendo por el sendero claro de luna.

Carmín tiene confianza breve y sus ojos son profundos como la noche estrellada.
Salió corriendo con lo puesto,ya que el rey... la había
Sorprendido en su habitación...

Carmín estaba con su camisón y al pararse para respirar cerca de un cuenco de agua desde la piedra no dejaba
Ver lágrimas en niebla...

Otras doncellas tenían envidia y querian ocupar su lugar...
Atacaban a carmín porque eran como una plaga atacante a la carne sana...

Carmín solo quería escapar...
Escapar del protocolo,de manoletinas de desconocidos...

Como todos lo seres que alumbran quería tener el acceso a él tesoro escondido...

no a las cajas de los tesoros de brazaletes y oro...
No al factor sustancial que pierde el transfondo del alma.
Quería tener acceso al contenido cómplice de un amor sincero donde está la verdadera riqueza..

Solo se veía un cuerpo tras el tull carmín en aquel pasaje perdído...
y en el interior un infierno quemándola viva.
era infierno quemándola porque sí...

Era un infierno que duraría toda la vida

y la toxina del desamor no se alejaría.

Por amor su huída,
Huir del amor porque alguien, dice que te ama...
Es un dolor de amor tan grande, en un plan tan desleal como la conciencia del mismo rey de la comarca.

Un amor tan grande que decía el rey que poseía por Carmín...
Pero en realidad lo único que quería era poseer...
es el alma...

encerrando en la bóveda de la frustración a la bella joven.

Porque no lo amaba,la deseaba y hay una diferencia muy grande y una distancia enorme que la separaba del monarca.

Carmín deseaba lo que amaba...
El rey tomaba lo que deseaba...

Caminó y caminó...
y de repente decidió volver
A enfrentar su destino o si destinatario.

Pero se dió cuenta que equivocó el camino...
Empieza a notar con sus pies descalzos que la tierra estaba pantanosa.

Como un previlegio del destino...
Ve que unos brazos fuertes la toman, suavemente como tomando un poco de agua con las palmas de las manos...

Sacándola de la zona pantanosa...

Carmín lo mìra fijo y envuelve sus brazos alrededor del cuello de aquel hombre...

Un tesoro escondido aquí, pensó...en el medio de la nada...y en el mismo infierno que me quema...
Él es agua pura de la montaña más alta...

El hombre brillaba sensual bajo la luna,sus dos ojos eran dos lunas y sus boca el sueño de duende y madrugadas de ternuras...

El campesino dejó sus manos apretar la cintura de Carmín...
No pensaba....soñaba rescatarla...y lo estaba haciendo...

Y lamió cada centímetro de ese botón del camisón que se había desprendido.
Sin tocarla...
Solo con la caucásica sombra de la seducción que algún ángel travieso incrusta en el centro con su flecha.

solo con el roce de su aura la amó...
por completo en un desfile de miradas...
En la pósima mágica del amor en la seducción más precisa y humana que existe...

La dejo suavemente en la tierra firme...
Y carmín tiernamente dijo "gracias"...
salieron los perros de rey se acercaban gruñían y ladraban,..

El campesino se disponía a volver,pero se dió vuelta y le dijo:
señora nunca olvidaré este encuentro.
Creo que el creador me dió un regalo hoy...
Porque nunca tuve entre mis brazos tanta ternura...

Carmín dijo: tu creador me sostuvo en sus brazos
Y me hizo dar cuenta que estoy protegida...

El campesino se acerca,la toma entre sus brazos y la besa.
El guardián del bosque,carmn lo llamó desde aquel día,pero nunca más apareció...
Algunos rumorean que el rey lo mando matar...
Pero carmín no lo cree...

Y siempre desde aquel castillo en la torre donde se ve el claro de luna...
hay una reina esperando ser rescatada del pantano...
____________________________________________________
( Bueno en realidad quería hablar de la seducción y me salió esta guarangada ajaa) bueno lo subo igual a ver qué les parece gracias a todos por el cariño y su de tiempo en leer.).

Comentarios sobre este poema